Navegar

Antiguo Testamento

Nuevo Testamento

Salmos 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144 145 146 147 148 149 150

Salmos 118:1-29, NTV

Salmo 118

1¡Den gracias al Señor, porque él es bueno!

Su fiel amor perdura para siempre.

2Que todo Israel repita:

«Su fiel amor perdura para siempre».

3Que los descendientes de Aarón, los sacerdotes, repitan:

«Su fiel amor perdura para siempre».

4Que todos los que temen al Señor repitan:

«Su fiel amor perdura para siempre».

5En mi angustia oré al Señor,

y el Señor me respondió y me liberó.

6El Señor está de mi parte, por tanto, no temeré.

¿Qué me puede hacer un simple mortal?

7Así es, el Señor está de mi parte; él me ayudará.

Miraré triunfante a los que me odian.

8Es mejor refugiarse en el Señor

que confiar en la gente.

9Es mejor refugiarse en el Señor

que confiar en príncipes.

10Aunque me rodearon naciones hostiles,

las destruí a todas con la autoridad del Señor.

11Así fue, me rodearon y me atacaron,

pero las destruí a todas con la autoridad del Señor.

12Me rodearon como un enjambre de abejas;

se enardecieron contra mí como un fuego crepitante;

pero las destruí a todas con la autoridad del Señor.

13Mis enemigos hicieron todo lo posible para matarme,

pero el Señor me rescató.

14El Señor es mi fuerza y mi canción;

me ha dado la victoria.

15Se entonan canciones de alegría y de victoria en el campamento de los justos.

¡El fuerte brazo derecho del Señor ha hecho proezas gloriosas!

16El fuerte brazo derecho del Señor se levanta triunfante.

¡El fuerte brazo derecho del Señor ha hecho proezas gloriosas!

17No moriré, sino que viviré

para contar lo que hizo el Señor.

18El Señor me castigó severamente,

pero no me dejó morir.

19Ábranme las puertas por donde entran los justos,

y entraré y daré gracias al Señor.

20Estas puertas conducen a la presencia del Señor

y los justos entran allí.

21Te doy gracias por contestar mi oración,

¡y por darme la victoria!

22La piedra que los constructores rechazaron

ahora se ha convertido en la piedra principal.

23Esto es obra del Señor

y es maravilloso verlo.

24Este es el día que hizo el Señor;

nos gozaremos y alegraremos en él.

25Te rogamos, Señor, por favor, sálvanos.

Te rogamos, por favor, Señor, haznos triunfar.

26Bendigan al que viene en el nombre del Señor.

Desde la casa del Señor, los bendecimos.

27El Señor es Dios y brilla sobre nosotros.

Lleven el sacrificio y átenlo con cuerdas sobre el altar.

28¡Tú eres mi Dios y te alabaré!

¡Eres mi Dios y te exaltaré!

29¡Den gracias al Señor, porque él es bueno!

Su fiel amor perdura para siempre.

Salmos 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144 145 146 147 148 149 150